Grandes matemáticos en la Mahabaraja


Desde la última actualización de nuestro blog han pasado muchas cosas: Estamos en plena campaña para editar el proyecto de la Mahabaraja y el cuaderno de actividades "Mucho más que multiplicar". Llevamos recaudado más del 70% y en esta vorágine que supone una campaña hemos tenido tiempo para poner nombres a los juegos:

 Hemos decidido llamar a los juegos de la Mahabaraja con nombres de grandes hombres y mujeres matemáticos de la historia. ¿Qué os parece la idea?

Como son seis los juegos a los que se puede jugar con la Mahabaraja, seis matemáticos han sido los elegidos: tres hombres y tres mujeres.

Aquí los tenéis: Euclides, Hipatia de Alejandría, René Descartes, Sophie Germain, Karl F. Gauss y Maryam Mirzajani.

Los juegos se llamarán: Euclides, Descartes, Gauss, Hipatia, Germain y Mirzajani.

Son muchos y variados los motivos por los que hemos elegido a estos genios, dejando fuera a muchísimos otros, y resultaría muy difícil explicar los porqués de nuestra elección.

Pero vamos a contaros, por lo menos, algo interesante sobre Sophie Germain. Una historia que creemos que ilustra la audacia y la perseverancia de las mujeres que se han dedicado a esta ciencia.

Sophie Germain nació en París en 1776. La mayor parte de su formación fue autodidacta. A los 18 años, para poder ampliar sus conocimientos y ante la imposibilidad de acceder a la escuela de París por ser mujer, asumió la identidad de un alumno de nombre Monsieur Leblanc, se vistió de hombre y asistió a las clases.

A lo largo de su actividad mantuvo correspondencia, siempre bajo su pseudónimo masculino, con los matemáticos más importantes de su época, J. L. Lagrange y K. F. Gauss. Cuando este último descubrió que su interlocutora era una mujer, le dedicó estas palabras de admiración:

La afinidad por las ciencias abstractas en general y sobre todo por los misterios de los números es demasiado rara: lo que no me asombra, ya que los encantos de esta ciencia sublime solo se revelan a aquellos que tienen el valor de profundizar en ella. Pero cuando una persona del sexo que, según nuestras costumbres y prejuicios, debe encontrar muchísimas más dificultades que los hombres para familiarizarse con estos espinosos estudios, y sin embargo tiene éxito al sortear los obstáculos y penetrar en las zonas más oscuras de ellos, entonces sin duda esa persona debe tener el valor más noble, el talento más extraordinario y un genio superior.  

Aquí os dejamos el link de la campaña. ¡Sigamos comunicando para hacerlos realidad!