Johnny Appleseed: El hombre que plantaba árboles. Cap 1º.


CAPÍTULO 1: UN RESPETABLE HOMBRE EXTRAVAGANTE

Ayer se puso en marcha en Verkami nuestra sexta campaña de crowdfunding. Esta vez queremos editar un cuento muy especial. Su título: Juanito Pepita de Manzana.

Juanito Pepita de Manzana es un cuento que conocimos en el jardín de infancia Waldorf y que nuestros hijos adoraban. Por eso lo hemos elegido para editarlo en formato álbum ilustrado.

Está basado en la historia de un personaje real: John Chapman, conocido con el sobrenombre de Johnny Appleseed. La versión en la que nos basamos está dirigida a niños a partir de 2 años y por ello cuenta la historia de manera muy sencilla, tierna y amable, sin entrar en detalles de la biografía del protagonista.

Nosotras, sin embargo, hemos sentido curiosidad por Johnny Appleseed. Indagando en su biografía, hemos averiguado que es todo un personaje digno de ser conocido.

Por eso, vamos a dedicar esta entrada de blog y las siguientes a conocer un poco a John Chapman, alias Johnny Appleseed, alias Juanito Pepita de Manzana.

Nuestras fuentes

En primer lugar vamos agradecer a la página de internet archive.org, la posibilidad que nos da de acceder a libros antiguos y extranjeros digitalizados. Estos libros (que además tienen un encanto vintage irresistible) nos proporcionan un montón de información que sería muy difícil encontrar por otros medios. De aquí hemos extraído gran parte de la información que os presentamos a continuación.

W. D. HALLEY. JOHNNY APPLESEED. A PIONEER HERO

Esperamos que os guste y os resulte entretenido.

Un hombre diferente

Para comprender la singularidad de Johnny Appleseed tenemos que hacernos una semblanza del escenario en el que vivió y desarrolló su actividad. Estamos en Massachusetts, en la época de la conquista del territorio norteamericano por el hombre blanco.
Es una época en que los pioneros y los colonos tenían que enfrentarse a situaciones de peligro y de penuria. En estas circunstancias, las virtudes masculinas que se ensalzaban eran la dureza, la crueldad, la violencia, la audacia, la resistencia, …

Frente a este ideal, John Chapman aparece como una figura de actitud radicalmente opuesta. Sus virtudes son la tolerancia, la empatía, la bondad, la creatividad y la generosidad hacia todos los seres vivos, tanto humanos como animales, y hacia la Naturaleza en general.

The story of Johnny Appleseed by LaVere Anderson

¿Qué aspecto tenía Johnny Appleseed?

Aquí tenéis su descripción:

Chapman era un hombre menudo y enjuto, de actividad incansable. Tenía el pelo oscuro, una barba rala que nunca se afeitaba y profundos ojos oscuros que chispeaban con un brillo peculiar. Su ropa era de lo más extravagante. Por lo general iba descalzo, incluso cuando hacía mucho frío, pero a veces, para sus largos viajes, se hacía un rudo par de sandalias. Otras veces se calzaba con cualquier par de zapatos desemparejados que hubiera encontrado por casualidad –una bota en un pie y un mocasín en el otro, por ejemplo.

 Ilustración de Kelly Oechsli para The story of John Appleseed de LaVere Anderson

El hombre descalzo

Su propósito de no adquirir nunca zapatos, aunque no le faltara dinero para ello, parecía obedecer a un asunto de conciencia. En una ocasión, durante un mes de noviembre inusualmente frío, mientras viajaba descalzo a través del barro y la nieve, un colono que tenía un par de zapatos que le quedaban pequeños le obligó a aceptarlos, declarando que era un pecado que un ser humano viajara con los pies desnudos con ese tiempo tan frío. Pocos días después, el colono se encontró de nuevo con Johnny en la ciudad. Johnny tenía otra vez los pies descalzos y medio congelados.

Ilustración de Kelli Oechsli para The Story of John Appleseed.

Un poco enfadado, el colono le preguntó el motivo de su excéntrica conducta. Johnny le explicó que se había encontrado con una familia pobre y descalza que se dirigía hacia el oeste y que parecían necesitar los zapatos mucho más que él, así que se los había dado.

Un saco de café y una cazuela

En cuanto a su vestimenta, durante mucho tiempo se vistió con la ropa desechada que los colonos le ofrecían en pago por sus manzanos. Sin embargo, en sus últimos años debió pensar que incluso esta ropa de segunda mano era demasiado lujosa y se hizo un traje con un saco de café. Le cortó unos agujeros para sacar los brazos y la cabeza y declaró que era “un capote muy cómodo y la mejor vestimenta que un hombre podía llevar”.

The story of Johnny Appleseed by Aliki

En cuanto a cubrirse la cabeza, su gusto era igualmente peculiar. Su primer sombrero fue una cazuela de lata que le servía para hervirse sus gachas.

En uno de los cuentos que hemos consultado, lo cuentan así:

Como llevaba el saco lleno de semillas de manzana, no quedaba sitio para su cazuela. No podía tirar la cazuela pues la necesitaba para cocinar sus gachas de avena. “Ya sé”, pensó “me servirá de sombrero.” Así que se la puso en la cabeza.

La cazuela tenía la pega de que no le protegía los ojos de los rayos del sol, así que la sustituyó por un sombrero hecho por él mismo con cartón al que le puso una enorme visera delante. Este artilugio, que combinaba utilidad con economía, se convirtió en su sombrero permanente.

Vestido de esta curiosa manera iba Johnny Appleseed, vagando por bosques y pantanos, hasta que llegaba a un asentamiento de hombres blancos o a un poblado indio. Está claro que alguna clase de amable bondad traslucía en su mirada y respiraba en sus palabras, pues todos los que le conocieron dejaron constancia de que, a pesar de su ridículo atuendo, siempre era tratado con el mayor respeto por los rudos pioneros fronterizos. Y lo que es todavía más destacable, ni siquiera los hijos jóvenes de los colonos se permitían burlarse de él.

Everyone loved Johnny Appleseed by Aliki

A pesar de todo, como se dice en otro de los libros consultados, “siempre fue considerado un hombre extraño pues no tenía una casa con tejado y puerta. Su hogar era el bosque. Su cama era el suelo, su manta era el cielo. Vivía de bayas y frutos secos y sus pies estaban descalzos todo el año”.

Ilustración de James Caraway para Johnny Appleseed by Gertrude Norman

La semana que viene seguiremos contándoos las curiosas historias de Johnny Appleseed.

Os dejamos las imágenes de las portadas de algunos de los libros disponibles para visualizar en archive.org de los que hemos extraído las ilustraciones y los textos de esta entrada.

Varias versiones de la historia de Johnny Appleseed


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados