LA NAVIDAD EN EUROPA 13: SANTA LUCÍA


El 13 de diciembre es el día de Santa Lucía. Santa Lucía fue una mártir cristiana que vivió durante la época romana. Los romanos eran paganos, es decir, adoraban a varios dioses y no creían en la divinidad de Jesucristo por lo que el cristianismo estaba prohibido y los cristianos eran perseguidos. Según cuenta la leyenda, Lucía llevaba una corona de velas en la cabeza para tener las manos libres cuando llevaba comida a los cristianos que se ocultaban en las catacumbas de Roma.

Santa Lucía llevaba una corona de velas en la cabeza para tener las manos libres cuando llevaba comida a los cristianos clandestinos

Esta es la historia de Santa Lucía:

La madre de Lucía había concertado su matrimonio con un joven pagano pues no sabía que su hija era cristiana, pero Lucía no estaba dispuesta a casarse. Para librarse del compromiso se propuso convencer a su madre de que su religión era la verdadera así que le sugirió que fuera a rezar a la tumba de una santa y le pidiese que la curase de una enfermedad que tenía. Su madre lo hizo y se curó, de manera que se convenció y se convirtió al cristianismo. Liberó a su hija del compromiso y le permitió que consagrara su vida a Dios. Pero su pretendiente se sintió ultrajado y acusó a Lucía de ser cristiana ante las autoridades romanas.

Lucía fue arrestada y llevada ante Pascacio, el gobernador romano.

Santa Lucía juzgada ante el gobernador romano Pascacio.

Este le ordenó que renunciara a su religión e hiciera un sacrificio a los dioses, pero Lucía se negó. Entonces Pascacio ordenó a sus soldados que la llevaran castigada a un lugar con mujeres de mala vida pero cuando los soldados quisieron llevársela no consiguieron moverla por más que se esforzaron. Probaron a atarle las manos y los pies pero fue inútil, la muchacha permanecía rígida e inmóvil como una gran piedra.

Los soldados intentan arrastrar a Santa Lucía pero esta permanece inmutable como una roca.

Lucía fue acusada entonces por brujería y condenada a arder en la hoguera pero las llamas no le causaron ningún daño.

Santa Lucía condenada a la hoguera. Las llamas no le hacen daño.

Al ver que tampoco así podía castigarla, el gobernador ordenó que le arrancaran los ojos. Los soldados cumplieron la orden pero, a pesar de no tener ojos, Lucía seguía viendo. Finalmente, Lucía fue decapitada.

Santa Lucía conserva la visión después de que le arrancan los ojos.

En nuestros días, Santa Lucía es la patrona de los ciegos y también de las modistas, pues antiguamente las costureras se quemaban la vista cosiendo a la luz de las velas.

Santa Lucía es la patrona de las costureras, que antiguamente perdían la vista cosiendo a la luz de las velas.

El 13 de diciembre se celebra en muchos países nórdicos la fiesta de Santa Lucía. En esta fecha, que se considera el día más corto del año, Lucía, la reina de la luz, ilumina de manera simbólica el frío y oscuro invierno.

En recuerdo de la santa se organizan espectaculares desfiles en muchas ciudades del norte de Europa. Al caer la tarde, miles de jóvenes vestidas con largas túnicas blancas y una corona de siete velas en la cabeza, avanzan lentamente en procesión por las calles de la ciudad.

Desfile de Santa Lucía en Dinamarca.

Los muchachos estrella (stjärngossar) las acompañan tocados con sombreros puntiagudos decorados con estrellas y todos juntos cantan canciones tradicionales mientras desfilan. Para la ocasión se hornean pastelitos en forma de gato o de ojos que se comparten tras la procesión.

Procedencia de las imágenes:

Con velas en la cabeza: estaeslahistoria.com

En la hoguera: estaeslahistoria.com

Intentando moverla: es.wikipedia.org

Juicio de Santa Lucía: es.wikipedia.org

Con los ojos en la bandeja: iglesiaactualidad.wordpress.com

Cosiendo a la luz de la vela: colours-art-publishers.com

Santa Lucía: freiewelt.net


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados