LA NAVIDAD EN EUROPA 15: LA NAVIDAD EN BULGARIA


Tchestito Rojdestvo Hristovo

Durante la época comunista se prohibió en las repúblicas soviéticas la celebración de la Navidad. Los búlgaros decidieron inventar una fiesta diferente pero muy parecida y celebrarla al día siguiente, el 26 de diciembre. Tras la caída del comunismo se ha vuelto a celebrar la Navidad pero se ha conservado también la fiesta de “el día después”, así que los búlgaros tienen dos días de fiesta.

Tradicionalmente, antes de Navidad se hace un ayuno de 40 días en los que no se puede comer carne, lácteos ni huevos. Hoy en día la gente joven suele sustituir el ayuno por algún buen propósito o abstención durante ese tiempo, como no fumar o no beber alcohol.

En la tarde del día 24 se pone en la chimenea un madero especial, el tronco de Navidad, para que arda toda la noche. Este fuego mantendrá alejados a los malos espíritus y simboliza, además, el renacimiento del sol tras el solsticio de invierno.

En la cena de Nochebuena (Badni Vecher), el número de comensales a la mesa tiene que ser impar y mayor de siete. El número de platos que se sirven también ha de ser impar y cuanta más comida se presente más abundante será el año nuevo.

En la cena de Nochebuena en Bulgaria hay que servir un número impar de platos.

El pan tiene un papel muy importante. El cabeza de familia parte la hogaza después de recitar una oración. El primer pedazo se ofrece a una imagen religiosa, el segundo pedazo es para la casa y el último se comparte entre todos los presentes.

Nadie puede abandonar la mesa durante la cena y cuando esta termina la comida no se recoge pues existe la creencia de que los difuntos y los ángeles bajarán más tarde a disfrutar de los restos de la cena. Después de la medianoche los Koledari (cantantes de villancicos) salen a cantar la buena noticia del nacimiento de Jesús de casa en casa.

Koledari, cantantes de villancicos búlgaros.

El día de Navidad marca el comienzo de los llamados Doce Días Sucios. Los búlgaros creen que durante estos días salen las fuerzas del mal y para ahuyentarlas se llevan a cabo rituales llamados kukeri. Los hombres desfilan disfrazados de carnero, de cabra o de toro con máscaras que tienen dos caras, una representa el mal y otra el bien. Estos desfiles tienen su origen en rituales paganos dedicados a las fuerzas oscuras y los elementos de la naturaleza.

Kukeri, rituales para ahuyentar a los malos espíritus durante la Navidad en Bulgaria.

El 6 de enero se celebra el bautismo de Cristo. En este día el agua adquiere poderes purificadores y los sacerdotes visitan las casas y las rocían con agua bendita. Por la mañana sale la gente en procesión con el sacerdote a la cabeza hasta la orilla de algún río, lago o mar.

Desfile de Epifanía en Bulgaria.

Allí el sacerdote arroja al agua una cruz de plata y los jóvenes se zambullen para recuperarla. El que encuentre la cruz tendrá suerte y salud durante todo el año nuevo. Hay que tener en cuenta que hace falta mucho valor para lanzarse al agua helada en los días más fríos del año.

Ritual de Epifanía, bautismo de Cristo el 6 de enero en Bulgaria.

El día 8 de enero se celebra Babinden, una fiesta dedicada a las mujeres que ayudan a las madres de bebés recién nacidos. A estas mujeres se les regalan toallas y jabones pues ellas son las que dan a los bebés su primer baño.

Babinden, el día de las mujeres que ayudan a las parturientas, se celebra el 8 de enero en Bulgaria.

 

Procedencia de las imágenes:

Mesa de Navidad: destinoabulgaria.blogspot.com

Koledari: trekearth.com

Kukeri: de.dreamstime.com

Desfile de Epifanía: dreamstime.com

Epiphany celebration: darkroom.baltimoresun.com

Babinden: thousandvoyages.net


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados