LA NAVIDAD EN EUROPA 23: LA NAVIDAD EN LOS BALCANES


Sriecan Bozic

En los países Balcánicos la diversidad religiosa hace que en diciembre se celebren distintas fiestas en fechas diferentes. Además de la Navidad católica y ortodoxa, que se celebran con 13 días de diferencia, el Hanuka, la festividad judía de las luces, forma parte también de las celebraciones de este mes.

Los Balcanes conservan algunas tradiciones ancestrales que se llevan a cabo en estas fechas.

En la ciudad croata de Komiza, el 6 de diciembre se quema un barco delante de la iglesia como tributo a San Nicolás, patrón de los marineros y de la ciudad.

En Komiza es tradición quemar un barco el día 6 de diciembre para conmemorar San Nicolás.

En las zonas rurales, en la mañana de Nochebuena, el padre va con otros miembros varones de la familia al bosque más cercano a cortar un roble para llevar el badnjak (tronco) a casa. El árbol se tala siguiendo un curioso ritual: cuando los hombres encuentran un árbol adecuado, el padre le arroja unos granos de trigo, saluda al árbol y le desea feliz Nochebuena, le dedica una oración y le da un beso. A continuación lo tala con un hacha de manera que el roble caiga siempre hacia el este. El tronco, limpio de ramas, se lleva a casa para que arda en la chimenea durante la cena.

El badnjak o tronco de Nochebuena requiere todo un ritual para ser cortado y trasladado a casa.

Después de encender la chimenea se esparce paja por el suelo y un poco también en la mesa. Antes de sentarse a cenar, el cabeza de familia sale para invocar a los animales salvajes que amenazan la granja o a seres mitológicos asociados a las fuerzas de la naturaleza y los invita simbólicamente con el fin de que no molesten a sus animales ni arruinen sus cosechas.

Después de la cena y antes de acostarse, se frotan las palmas de las manos y la planta de los pies de los niños con ajo y la mujer más anciana de la familia clava un cuchillo o una rama de espino en la puerta y cuelga de él una ristra de ajos. Esto se hace como protección contra maldiciones, brujas y demonios.

En Serbia se cuelga ajo de la puerta para alejar a los malos espíritus.

En Serbia no se entregan regalos por Navidad, sino durante los tres domingos anteriores. En el Djetinjci, el primer domingo, son los niños los que tienen que regalar; en el segundo, Materici, las madres, y en Oci, el tercero, los padres. Se hace un juego en el que los regalos se entregan como rescate. El domingo de Djetinjci, los adultos atan las piernas a los niños con correas o cuerdas. Para ser liberados los niños tienen que pagar como rescate los regalos que ya tienen preparados. El domingo de Materici los niños abordan a las madres por sorpresa y las atan. Las madres, fingiendo sorpresa, preguntan por qué les han atado.

Domingo de Materici en Serbia: las madres tienen que pagar su rescate con regalos

Entonces los niños les desean feliz día de la madre y ellas pagan su rescate con regalos. El último domingo antes de Navidad es el Oci, y esta vez los padres son atados y liberados a cambio de regalos.

Procedencia de las imágenes:

Komiza burning boat: croatia-times.com

Badnjak: novosti.rs

Materici: avantrip.com            

Ajo en la puerta: bastabalkana.com


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados