LA NAVIDAD EN EUROPA 5: SAN NICOLÁS


La figura de Santa Claus, el afable anciano que trae regalos a los niños buenos el día de Navidad, tiene su origen en la historia de San Nicolás, un monje que vivió en Turquía en el siglo IV.

Icono de San Nicolás, monje que inspiró la figura de Santa Claus.

Nicolás era hijo de un rico comerciante y fue educado para continuar ejerciendo esta profesión. Sin embargo, sus padres murieron a causa de la peste cuando él era todavía muy joven y el muchacho, conmovido, repartió sus riquezas entre los necesitados y se marchó a vivir con su tío para hacerse monje como él. Fue un santo muy querido y admirado en todas partes y llegó a convertirse en obispo.

En las historias y leyendas que hablan de él siempre se mencionan los milagros y las buenas acciones que hacía para ayudar a los más débiles. Una de estas leyendas cuenta que, en cierta ocasión, Nicolás impidió que un jefe de la guardia romana vendiera como esclavo a un niño muy pequeño. Su relación con los niños aparece también en una historia en la que salvó milagrosamente a unos pequeños que habían sido heridos de muerte por un hombre malvado.

El milagro de San Nicolás salvando a los niños

En otra historia se relata cómo evitó que un hombre pobre vendiera a sus tres hijas por no tener dinero suficiente para casarlas. Cuando Nicolás se enteró, tomó tres sacos llenos de oro y los arrojó por la chimenea del hombre pobre en la oscuridad de la noche de Navidad.

San Nicolás echando los sacos de oro por la ventana para salvar a las tres niñas.

Sin embargo, a pesar de sus buenas acciones, Nicolás fue apresado y encarcelado pues en esa época el cristianismo estaba prohibido en el Imperio Romano.

El santo estuvo preso hasta que el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y lo hizo liberar. Cuando Nicolás salió de la cárcel se había convertido en un anciano de barba y cabellos blancos que seguía vistiendo los ropajes rojos que lo distinguían como obispo. Los largos años pasados en la cárcel no habían logrado despojarle de su bondad y su buen humor. 

De la historia de los tres sacos de oro echados por la chimenea el día de Navidad y de la imagen de Nicolás al salir de la cárcel surgió, en Holanda y Alemania, la figura de San Nicolás que conocemos hoy: un viejecito bonachón y simpático de largos cabellos, barba blanca y traje rojo y blanco que visita los hogares el 6 de diciembre o la víspera de Navidad, entrando por la chimenea y dejando regalos a los niños buenos.

San Nicolás trayendo regalos a los niños.

El nombre de Santa Claus procede del holandés Sinter Klaas, una abreviatura de Sint Nikolaas, San Nicolás en holandés. En otros países europeos este personaje recibe el nombre de Papá Navidad en los distintos idiomas: Father Christmas en inglés, Père Noël en francés o Babbo Natale en italiano. En España hemos adoptado la forma procedente del francés: Papá Noel.

Procedencia de las imágenes:

Icono ruso: holyart.es

San Nicolás y los niños: hablemosdereligion.com

San Nicolás marinero: repro-tableaux.com

San Nicolás regalando: revistaoz.com

San Nicolás y las bolas de oro: gallimaufry.typepad.com


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados