LA NAVIDAD EN EUROPA 7: LA NAVIDAD EN POLONIA


Wesołych Świąt

En Polonia, el olor a mandarinas en las escuelas y lugares de trabajo indica que la Navidad está próxima.

Durante el tiempo de Adviento, la gente trata de estar tranquila, ser amable y no cometer excesos. Se celebran misas especiales  dedicadas a María y se hace limpieza general en las casas para preparar la Navidad.

El día 24 era tradicionalmente un día de ayuno y abstinencia en el que no se podía comer. En la actualidad se mantiene la costumbre de no comer carne ese día y de esperar a que salga la primera estrella para empezar a cenar.

La cena de Nochebuena comienza compartiendo la oplatek, una oblea de forma rectangular con una imagen navideña grabada en relieve.

La cena de Nochebuena en Polonia comienza compartiendo un oplatek.

La oblea se pasa alrededor de la mesa y todo el mundo parte un trocito y se lo come, como gesto de conciliación, amor y paz. En algunos hogares también se le da un pedacito a los animales de granja o a las mascotas de la familia. En el centro de Polonia se dice, incluso, que a las doce de la noche los animales pueden hablar.

Los polacos piensan que en Nochebuena nadie debería pasar hambre o estar solo, por eso es habitual que se ponga en la mesa un cubierto de más. Así, cualquier visitante inesperado puede ser bien recibido e invitado a compartir la cena. En algunos hogares el lugar vacío se deja en recuerdo de algún pariente recientemente fallecido o de algún familiar ausente.

En la cena navideña polaca se sirven doce platos. Para los católicos los doce platos simbolizan a los doce apóstoles pero mucha gente piensa, simplemente, que esto traerá buena suerte durante los doce meses del año que está a punto de comenzar. Es obligatorio probar al menos un poquito de cada plato, como señal de respeto a los frutos de la tierra. El plato principal es la carpa, pues la carne está prohibida esa noche y existe la costumbre de guardar una escama en la cartera todo el año como amuleto.

La carpa es el plato principal de la cena navideña en Polonia.

Los demás platos incluyen ingredientes como remolacha, col, setas, arenques, cereales, productos lácteos, semillas y frutos secos.

Después de la cena se cantan villancicos mientras los niños esperan ansiosos a que llegue el momento de abrir los regalos que Święty Mikołaj (San Nicolás) o Gwiazdor (el hombre de las estrellas) ha dejado bajo el árbol de Navidad. El adorno más típico para el árbol son las bombki, bolas de vidrio soplado decoradas de diferentes maneras. En algunas casas es costumbre romper contra el suelo una de estas bolas para asustar al diablo y mantenerlo alejado durante todo el año.

Las bombki son el adorno típico del árbol de Navidad en Polonia.

El día de Reyes se bendicen en las Iglesias trozos de tiza y los creyentes escriben con ellas en las puertas las iniciales de los nombres de los tres Reyes Magos, que en polaco son Kasper, Melchior y Baltazar, seguidas del año que acaba de comenzar, por ejemplo K+M+B 2016.

Escribir con tiza las iniciales de los Reyes Magos sobre las puertas trae buena suerte.

Esto se considera una manera de pedir protección para la casa. Durante los años de ocupación rusa, en que la religión estaba prohibida, los más audaces seguían escribiendo esta señal en la puerta de su casa para reivindicar su catolicismo.

Procedencia de las imágenes:

Oplatek: sophieknab.com

Carpa: kafkadesk.com

Bompki: iworldflavors.com

C+M+B 2017: cathfamily.org


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados