MATEMÁTICAS CON PASTA DE COLORES


Esta semana os presentamos una serie de actividades que podéis hacer con pasta de colores. Todas las actividades ponen en juego destrezas matemáticas y de razonamiento y están graduadas en orden de dificultad. Los niveles a los que están dirigidas van desde educación infantil hasta educación primaria.

Las ideas que vais a ver están tomadas o, al menos, inspiradas por este libro que ya mencionamos la semana pasada:

 

Como usar la literatura infantil para enseñar matemáticas. Ideas para leer y calcular.

 

¿Qué necesitamos?

Solo hace falta un surtido de pasta de colores de diferentes formas. Nosotras hemos encontrado mariposas, espirales, tiburones y macarrones.

 

Hacer matematicas en educación infantil con pasta de colores. Ideas y actividades para aprender.

 

Echamos en un recipiente grande los cuatro tipos de pasta y removemos para que se mezclen.

 

Pasta de colores para hacer matemáticas con diferentes actividades. Contar, sumar, restar, estimar.

 

Actividad 1: Manipular, observar, clasificar.

Esta actividad es extremadamente sencilla. Lo único que vamos a hacer es ofrecer a cada niño un buen puñado de pasta mezclada. Podemos cogerla con un cucharón o un cazo pequeño. Dejamos que los niños observen la pasta y la manipulen. Después de un tiempo les preguntamos: ¿son iguales todas las piezas? ¿cómo podríamos ordenarlas?

Esto va a impulsarles a clasificarlas o bien por la forma

 

Clasificar objetos por su forma. Matemáticas con pasta de colores. Didáctica educación infantil.

 

o bien por el color.

Clasificar por colores. Didáctica de matematicas en educación infantil. Actividades pedagógicas.

 

Actividad 2: Hacer patrones

Mostramos a los niños patrones hechos con los distintos tipos de pasta para que los reproduzcan y los continúen. Los patrones pueden tener diferentes niveles de dificultad.

 

Reproducir patrones y seguir series. Actividades divertidas y educativas para educación infantil.

 

Podemos también hacer formas geométricas, mandalas, etc.

 

Crear con pasta de colores. Mandala y matemáticas. Didáctica en educación infantil y primaria.

 

Actividad 3: Contar

Ofrecemos a los niños unas tarjetas en las que hay dibujadas unas ollas. Escribimos un número sobre cada olla y les pedimos que pongan en la olla la cantidad de piezas que corresponde al número.

 

Contar. Pner en cada olla el núemro de piezas que corresponde. Jugar con pasta de colores para aprender matemáticas.

 

Actividad 4: Estimar

Cogemos un puñado de pasta y pedimos que estimen el número de piezas que hay. Cada niño propone un número. Después las contamos y el que haya dicho el número que más se aproxima es el ganador.

Estimar, aproximar, calcular la diferencia. Actividades matemáticas divertidas primaria.

 

Se puede hacer lo mismo pero intentando adivinar el número de piezas de cada tipo.

 

Actividad 5: Hacer una gráfica. Comparar gráficas.

A partir de la actividad anterior podemos hacer gráficas. Para ello los niños tienen que contar el número de piezas que tienen de cada clase en su montón y rellenar una plantilla como esta:

 

Actividades divertidas para aprender matemáticas en educación infantil. Contar con pasta de colores.

 

Por cada pieza deben rellenar con color un recuadro de la fila del tipo de pasta correspondiente. De esta forma la plantilla se asemejará a un diagrama de barras.

 

Enseñar matemáticas en casa. Educación infantil. Acitividades de contar, comparar, registrar con pasta de colores.

 

Una vez que todos los niños han completado sus plantillas, pueden comparar entre ellos las cantidades de cada tipo de pasta.

 

Actividad 6: Bingo

Para esta actividad necesitamos también un dado y unas tarjetas que podemos elaborar nosotros mismos.

 

Jugar al bingo con pasta de colores. Matemáticas recreativas para el jardín de infancia.

 

El objetivo del juego es completar la tarjeta. Para ello, se tira el dado por turnos y se toman tantas piezas de pasta como indica el número que ha salido. Cada participante tiene que decidir, en cada tirada, qué tipo de pasta quiere incorporar a la tarjeta. Esta decisión implica realizar cálculos de suma y resta. Gana el primero que consigue completar su tarjeta.

Actividad 7: Lista de la compra

Para esta actividad necesitamos piezas que representen “dinero”. Podemos utilizar, por ejemplo, garbanzos. Y también tenemos que elaborar una lista de precios. Aquí tenéis un ejemplo.

 

Jugar al mercado con pasta de colores. Actividades matemáticas lúdicas para educación infantil.

 

La actividad consiste en hacer una lista de la compra y calcular, de acuerdo con la lista de precios, la cantidad de dinero que necesitamos para pagar.

Por ejemplo, en esta lista de la compra:

 

Jugar a comprar y vender con pasta de colores. Matemáticas en educación primaria.

Colocamos los garbanzos que necesitamos de acuerdo a la lista de precios

 

Actividades manipulativas para aprender matemáticas en educación primaria.

Después contamos el total de los garbanzos. Los niños pueden montar un puesto de mercado y jugar a comprar a partir de esta actividad.

 

Graduar la dificultad

Aunque muchas de estas actividades están diseñadas para la etapa de educación infantil, algunas de ellas permiten aumentar el nivel de dificultad para adaptarlas a niveles superiores.

La actividad de hacer patrones puede extenderse y complicarse tanto como se quiera. La pasta de colores es un material muy atractivo con el que podemos invitar a crear composiciones sorprendentes.

https://www.manualidadesinfantiles.org/mandalas-para-ninos-con-pasta

La actividad de estimar se puede complicar aumentando el número de piezas que tomamos. Además de que la estimación es más difícil, el conteo de cantidades más grandes también va a suponer encontrar estrategias para contar más rápido: contar de dos en dos, agrupar las piezas de diez en diez, …

Las gráficas también se complican al aumentar el número de piezas. Para poder plasmar la cantidad en la gráfica va a ser necesario adaptar el valor de cada recuadro. Esto exige destrezas de estimación, cálculo, ajuste, proporción, …

El juego del bingo tal como está planteado está ya adaptado a los primeros cursos de educación primaria. Se puede complicar haciendo que los números a alcanzar sean del orden de las decenas o centenas e incorporando otro dado a la tirada. Se determina entonces que la tirada de uno de los dados se multiplica por 10 mientras que el otro sigue representando unidades.

Por último, la lista de la compra se puede complicar en primer lugar sustituyendo los garbanzos por el número correspondiente. El cálculo del resultado implicará el conocimiento de las tablas de multiplicar. Se puede seguir complicando tanto como se quiera incorporando precios con cifras elevadas y con cifras decimales y utilizando dinero real (euros y céntimos) para realizar el pago.

Esperamos que saquéis provecho de estas propuestas y que paséis una o muchas tardes jugando y aprendiendo.

Hasta la semana que viene.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados