Una experiencia en el aula. Historia de la maestra de Villarrobledo


El día 20 de enero presentamos nuestro cuaderno de actividades ¿QUÉ ES MULTIPLICAR? en el curso de formación de Pedagogía Waldorf y recibimos un hermoso regalo: el relato de una maestra sobre la utilización en el aula de nuestro Calendario de Adviento.

Se trata de la experiencia de Teresa Cortés con sus alumnos de una escuela de Villarrobledo, en Albacete. Teresa es una maestra muy activa, inquieta y enormemente creativa que ama su trabajo. No le faltan ideas para llevar al aula, pero en cierto momento surgió en ella la necesidad de encontrar respuestas acerca de porqué, cuándo y de qué manera presentar determinados contenidos y actividades a sus alumnos.

En su búsqueda encontró el curso de formación en Pedagogía Waldorf, al que asiste desde hace dos años y en el que está encontrando las respuestas que buscaba. Allí fue donde nos nos conocimos y donde tuvimos el gusto de escuchar el relato de algunas de sus experiencias en el aula que nos causaron mucha alegría.

Teresa se acercó para agradecernos el trabajo hecho en nuestro Calendario de Adviento. Este año ella ha utilizado la colección de cuentos “La Navidad en Europa” para llevar a cabo con sus alumnos de 4º de primaria un proyecto sobre tradiciones navideñas que resultó muy satisfactorio.

Hace dos años ya había utilizado, con alumnos más pequeños, la colección “Cuentos de Adviento”. En aquella ocasión, la lectura diaria a primera hora de la mañana del cuento correspondiente a cada día se convirtió en un momento mágico que los niños esperaban con verdadero anhelo. Durante la lectura reinaba en el aula un silencio absoluto. La madre de una alumna llegó a preguntar a la maestra qué estaba ocurriendo en clase porque su hija se levantaba muy temprano y se mostraba muy ansiosa por llegar pronto al colegio para no perderse el cuento.

A pesar de que ella no se considera una persona religiosa ni practicante de ninguna religión, Teresa se dio cuenta de que el contenido de los cuentos, con un carácter marcadamente devocional, llegaba a los niños de manera muy intensa. Este es un hecho que nosotras hemos vivido como madres con nuestros hijos y con otros niños en distintas ocasiones y es lo que nos llevó a editar estos cuentos de Adviento sin dejarnos disuadir por un contenido que sabíamos que iba a ser considerado religioso y que encontraría detractores. 

Nuestra elección como madres fue la de no restringir, en los primeros años de infancia, los contenidos trascendentales, incluidos los religiosos, con la intuición de que estos constituyen un elemento aceptado y deseado por los niños en estas edades y que de ninguna manera condicionan sus futuras elecciones en este ámbito, como nosotras mismas hemos podido comprobar. Es por esto que nos alegró especialmente lo que Teresa nos contó.

También nos tocó el corazón otra experiencia que no tiene que ver con el Calendario de Adviento. Teresa nos contó que, a través del canto, introduciendo la actividad de cantar con los niños al comienzo de cada jornada, había conseguido resolver un problema de convivencia en el aula. Uno de sus alumnos, que mostraba una conducta disruptiva, resultó ser un cantante excepcional y su agresividad se vio muy atenuada gracias al canto conjunto con sus compañeros.

Un estupendo ejemplo de cómo, observando las situaciones con objetividad y sensibilidad, se pueden encontrar soluciones sencillas, accesibles y eficaces.

Podéis conocer algo más sobre las “industrias y andanzas” de esta maestra viendo sus vídeos en youtube (Teresa Cortés) y leyendo su blog “Aventuraula”. Nosotras sin duda vamos a seguirle la pista. Seguro que nos deparará muchas alegrías.